La educación pública está liderando la lucha contra el acoso escolar

La educación pública está liderando la lucha contra el acoso escolar

Lamentablemente, el acoso escolar es una dura realidad en España, y sus cifras demuestran que está lejos de desaparecer. Según el ‘II Estudio sobre bullying y ciberbullying‘, realizado por la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña desde la perspectiva de los menores afectados y presentado recientemente, los casos de acoso escolar casi se duplicaron en 2016 con respecto a 2015, y han crecido un 240% en los dos últimos años. Siempre según este informe, en 2016 se registraron 1.207 casos reales de bullying (uno de cada cuatro fueron de ciberacoso), lo que supone un 87,7% más que en el año previo.

Estos datos subrayan la magnitud del problema en España, pero también suponen una muestra de que cada vez se denuncia más, y que hay una mayor visibilidad y resistencia. Y es que el hecho de que las víctimas del acoso escolar cada vez pidan más ayuda es sinónimo de que la concienciación que se ha desarrollado en los últimos años da sus frutos. Muchos son los actores implicados en esta labor: instituciones, medios de comunicación, padres y, por supuesto, profesores y centros educativos.

De estos últimos destaca el IES Las Musas (Madrid), un instituto público madrileño que abandera la lucha contra el bullying en España gracias a un innovador programa que implica al alumnado del centro para que hagan de mediadores en los conflictos de sus compañeros. Los participantes en el programa de mediación tienen la función de intervenir y hablar con cada una de las partes del problema para evitar que vaya a más, e incluso vigilan las redes sociales en horas no lectivas. La efectividad del método empleado por el instituto madrileño es tal, que muchos son los medios de comunicación que se han hecho eco de él; artículos en El País, El Mundo o La Sexta hablan del sistema del IES Las Musas, y lo enarbolan como el centro líder en este campo.

Gamificación contra el acoso escolar

Tras el éxito cosechado, la dirección del IES Las Musas ha decidido dar un paso más allá en este proyecto; y para ello, ha elegido una herramienta tecnológica de máxima vigencia: la gamificación.

Con la ayuda de Inserver, el IES Las Musas está desarrollando una experiencia innovadora que se vale de la gamificación para enseñar a los alumnos conductas que previenen y luchan contra el acoso escolar. El centro ha querido aprovechar la experiencia empresarial de Inserver en este campo, y aplicarla en el sector educativo.

La idea es crear un juego interactivo basado en las famosas películas de Harry Potter. En él, los alumnos se enfrentarán a determinadas situaciones que podrían ser síntoma de acoso, y ante las que habrán de responder cómo actuar para poder avanzar. En función de la respuesta, el estudiante obtendrá un feedback y resultado en el juego.

La experiencia se realizará durante las tutorías, en las que el profesor podrá obtener los resultados en vivo y establecerá una dinámica de trabajo adecuada a los datos con la clase. Su uso supondrá una formación continua, ya que, a medida que se vayan superando etapas del juego, se irán incorporando nuevas fases, preguntas y retos.

La herramienta fomentará una competición sana, tanto individual como colectivamente; es decir, cada alumno obtendrá una puntuación al terminar, y la clase, en su conjunto, otra. Esto permitirá establecer competiciones entre cursos, y fomentar el uso y aprendizaje de lo que se pretende enseñar. Además, aquellos alumnos que obtengan mejores resultados serán propuestos como mediadores.

El objetivo es que la gamificación esté disponible en el IES Las Musas durante el primer trimestre de 2018.

#staytuned

Post anteriorCómo MEDAC está revolucionando la Formación Profesional en España
Siguiente postEvaluando el conocimiento a través de una gamificación móvil