Cómo REE está preservando el conocimiento y optimizando sus procesos de mantenimiento

Cómo REE está preservando el conocimiento y optimizando sus procesos de mantenimiento

Hospitales, centros de control de tráfico, cámaras frigoríficas para el mantenimiento de alimentos… El adecuado funcionamiento de nuestra sociedad depende completamente de la electricidad. En España, Red Eléctrica de España (REE) es el transportista único y operador (TSO) del sistema eléctrico español. Cuenta con más de 40.000 kilómetros de líneas de alta tensión construidas, más de 5.000 posiciones de interruptor instaladas en las más de 660 subestaciones eléctricas de su propiedad, y una capacidad de transformación de más de 80.000 MVA. Su misión es asegurar el correcto funcionamiento del sistema eléctrico español y garantizar en todo momento la continuidad y seguridad del suministro eléctrico.

Con tal responsabilidad, es fácil entender que un fallo pueda tener graves consecuencias. Para evitarlo, es necesario un correcto cuidado de la red, de lo cual se encarga la Dirección de Mantenimiento de Instalaciones de REE. Esta dirección cuenta con un total de 900 empleados de los 1.700 que componen la compañía en su totalidad.

La infinidad y complejidad de posibles problemas que se pueden presentar hace que el mantenimiento sea una de las tareas fundamentales dentro de REE, responsabilidad de los trabajadores más expertos y preparados de la compañía. Muchos empleados llevan décadas cuidando del perfecto estado las subestaciones eléctricas, y han adquirido un conocimiento de un valor incalculable. REE, que valora enormemente este saber acumulado a lo largo de décadas de trabajo, ha decidido buscar un modo en que preservarlo en el tiempo para que no se pierda, y para que pueda ser aprovechado por todas las personas que se relacionen con el mantenimiento de subestaciones eléctricas en REE.

De este modo, no solo se aseguran de que este conocimiento pervive, sino que también se hace independiente de las personas, garantizando el futuro ‘know-how’ de la compañía de forma sostenible a lo largo del tiempo.

La solución: digitalización del conocimiento

Dentro del plan estratégico de la compañía, una de las acciones a medio plazo que ha lanzado el Departamento de Mantenimiento de Subestaciones es la digitalización de los procedimientos de mantenimiento. Esta acción tiene como objetivos fundamentales:

  1. Preservar en un entorno digital el conocimiento técnico acumulado a lo largo de los años de experiencia.
  2. Optimizar el tiempo dedicado a la preparación y ejecución de las tareas de mantenimiento.
  3. Mejorar la seguridad de las instalaciones y de las personas que ejecutan los trabajos.

Para ello, Red Eléctrica de España:

  • Dentro del plan de transformación digital de la empresa, ha dotado a todos sus técnicos de dispositivos digitales de movilidad.
  • Con la colaboración de Inserver, el Departamento de Mantenimiento de Subestaciones está recopilando, grabando y digitalizando todo el conocimiento de los técnicos para crear video tutoriales.
  • En un futuro próximo, se pondrá a disposición de todos los técnicos toda esta información a través de una plataforma Moodle diseñada y optimizada para tal efecto.

Los objetivos de estos completos manuales de procedimientos digitalizados son, principalmente, dos:

  1. Uno preparatorio, en el que se detalla el material que el técnico necesitará para realizar el trabajo de mantenimiento. Con un diseño claro y funcional, permite a quien lo consulte prepararse todo lo necesario con anterioridad (lo que evita pérdidas de tiempo e ineficiencias durante la realización de los trabajos).
  2. Uno explicativo, en el que cada una de las posibles operaciones está minuciosamente detallada mediante vídeo tutoriales de corta duración. Estos lo explican todo paso a paso, y permiten consultar tantas veces sea necesario todo lo que requiera el técnico.

El proceso para la creación de esta documentación digitalizada supone:

  1. Un trabajo colaborativo con los expertos de REE en el que se entienden los procesos de la compañía y los procedimientos técnicos de cada trabajo.
  2. Trabajo de campo en el que grabarán con varias cámaras cada una de las operaciones de mantenimiento.
  3. Desarrollo de los manuales digitalizados, con un interfaz sencillo e intuitivo.

Beneficios a medio plazo

Los beneficios esperados a medio y largo plazo por parte de REE son:

  1. Mayor eficiencia en la realización de trabajos (tanto en la parte de preparación del trabajo como el desarrollo y finalización), ya que al disponer de toda la información necesaria antes de estar incluso en la subestación, los técnicos pueden preparar lo necesario y planificar con plenas garantías la actuación tanto en tiempo como en forma.
  2. Mayor homogeneidad y normalización de procesos de ejecución de trabajos.
  3. Optimización de los costes de mantenimiento, ya que se planifica con mayor certeza todos los recursos (tanto materiales como humanos) y se reducen las incidencias derivadas de dudas técnicas durante la ejecución de los trabajos.
  4. Preservación del conocimiento y experiencia logrados a lo largo de los años en la compañía.
Post anteriorYolanda Sequeira, nueva COO de Inserver
Siguiente postCómo MEDAC está revolucionando la Formación Profesional en España